Erich González
Profesor Erich González
Maracaibo Estado Zulia Venezuela

e-mails: erdgonzalez@luz.edu.ve
| gonzalitoerich@yahoo.com |gonzalez.erich@gmail.com

ACADEMIA DE AJEDREZ
M.N. EDDIE GONZÁLEZ
(GONZALEZ & WONG ASOCIADOS)
Horario: Lunes a Viernes, a partir de 5pm
Sabado, a partir de 4pm
Domingo, a partir de 10pm
Dirección: Avenida 8A, entre calles 77
(cinco de julio) y 78, Nº 77-32,
Maracaibo – Zulia
Venezuela
Tlf:
0261 - 7984205
0414 - 9647387
0416 - 2625147

CLASE 30
MAYORÍA DE PEONES EN EL FLANCO REY

TRANSCRIPCION Por el Profesor ERICH GONZALEZ En la Ciudad de Maracaibo Estado Zulia. Venezuela
CLASES DEL Dr RAFAEL BENSADON EN APUNTES TOMADOS POR EL ALUMNO. ERNESTO CARRANZA.

Imprimir

Apreciados amigos, continuaremos con el tema iniciado en una de las partidas anteriores: la mayoría de peones en un flanco. Ustedes recordaran que en aquella partida que les mostre el blanco quedaba con tres peones contra dos en el flanco dama, o sea en el lado mas alejado de donde se encontraban los reyes, dado que ambos habían elegido el enroque corte. Bien; les dije también que basado en esto los aficionados que siempre es mas importante tener mayoría de peones en el flanco dama, pero que podría ocurrir que los reyes estuvieran en el flanco dama y en tal caso es más importante la mayoría en el flanco rey. Es decir que este flanco rey puede transformarse en el flanco dama, que llaman los aficionados por costumbre. Nosotros también le llamaremos el "flanco dama" (cuando esa situación se produzca) para no romper la rutina. La partida que les traje es una demostración acabada de como de como se gana cuando tenemos mayoría de peones en el flanco rey y los reyes alejados de dicho costado. Se trata de una partida tranquila, sin jugadas de relumbrón, ni cosas raras, donde prima únicamente el concepto fundamental, desde la primera hasta la última jugada. Conducía las negras un buen jugador como lo fue Schwartzmann, campeón de París en 1926, y llevaba las blancas un maestro Polaco conocido de la época Savielly Tartakower. Con solo anunciar los nombres ya sabemos que quien dictaba cátedra de ajedrez era Tartakower y que su rival desde las primeras movidas trata de cambiar todas las piezas, pensando lo mismo que pensamos todos cuando nos enfrentamos a un jugador que sabemos superior; "Si le cambio todo, arribaremos a un final sencillo y me será más fácil hacer tablas, lo que para mi ya es demasiado honor" Pero ocurre que en la práctica no es tan fácil simplificar la partida y dividir honores con un maestro de primera fuerza.

CLASE 30 MAYORÍA DE PEONES EN EL FLANCO REY

BLANCAS: S. TARTAKOWER
NEGRAS: SCHWARTZMANN

1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.d4 Como siempre que un maestro se encuentra con otro jugador que no es de su talla, Tartakower se sale de las líneas vulgares; para ello aquí propone un cambio de peones, que, aunque se produzca, no significa ninguna desventaja para ninguno de los dos. El negro ve en esto una forma de simplificar ( que es su plan preconcebido, porque con eso cree que igualará al maestro) y sin titubear acepta el cambio de peones. 3...exd4 4.Cxd4 Ac5 Es esta una continuación antigua, que la hace con la idea de que las blancas tomen CxC, con lo que cambiarían dos piezas y tendría mas chance de alcanzar el "medio puntico" que anda buscando. Tartakower opta por apoyar su caballo, pero su rival aprovechará esto para eliminar piezas: 5.Ae3 Cxd4 6.Axd4 Axd4 7.Dxd4

Tablero

Schwartzmann, va consiguiendo su objetivo. La posición es pareja, no hay nada a favor de ninguno, salvo que la dama blanca está momentáneamente centralizada. Schwartzmann sigue en su afán de eliminar piezas: 7...Df6 Propone el cambio de damas. 8.e5 [ Es claro que si 8.Dxf6 las negras continuan 8...Cxf6 desarrollando una pieza y ganando un tiempo.] Si así fuera, se llegaría a una final difícil, porque no hay dibilidades para ningún bando. Por eso las blancas no aceptaron el cambio jugando 8.e5, y bloquearón la dama negra, tratando de ganar un tiempo: 8...Db6 Nuevamente Schwartzmann invita a cambiar las damas, a la vez que si la dama blanca se retirara, tomaría el peón de b2. Pero ahora la situación a cambiado; el negro no se desarrollará una pieza al retomar la dama. Si no que doblará uno de sus peones, y aunque eso no tiene mucha importancia, existe otra razón que enseguida veremos: 9.Dxb6 axb6

Tablero

Se acabararon las posibilidades de combinaciones; el negro se pone un poco contento, porque piensa que está mas cerca de las tablas que busca. Han transcurrido tan solo 9 jugadas y ya se han cambiado las damas, un caballo, un alfil y un peón por bando. ¿Cómo hará el blanco para ganar?. Sin embargo observemos ciertos detalles: el Caballo Blanco sale inmediatamente, en cuanto se lo proponga; el Alfil Blanco se puede desarrollar enseguida; después de eso se podría hacer cualquier enroque rapidamente y las dos torres blancas entran a actuar de inmediato. En cambio miremos la posición de las negras: su Alfil está encerrado; para sacarlo será necesario perder un tiempo moviendo el peón de d7; su Caballo no puede ir a la casilla f6, porque se lo impide el peón de e5 blanco, lo que significa que tendrá que moverse a e7 y luego a g6 o cualquier otra casilla, para recien empezar a jugar; su única ventaja es que la torre que está en a8 puede salir rápido debido a su peón doblado. Todos estos son detalles estratégicos de gran importancia, y explican porque Tartakower cambió las damas. El peón Blanco en e5 es el "peón vigía" que impide el desahogo de su rival. El negro tiene que eliminarlo para poder sacar sus piezas. 10.Cc3 f6 Las negras tratan de cambiar el "peón vigía" económicamente. Pero aquí es donde aparece el detalle que defina la partida; ahora es cuando surge el concepto fundamental que da la victoria al maestro. Me refiero al tema que estamos estudiando: la mayoría de peones esta vez en el flanco rey. Las blancas ven que después de cambiar esos peones, quedarán 3 contra 2 en el flanco rey. O sea que ese costado se transformaría en el "flanco dama" que mencionan los aficionados. Pero sabemos también que para que esa mayoría tenga valor es necesario que los reyes esten alejados de ese flanco y ¿cómo se obtiene eso? . Se trata de transformar "lo duro en blando". Y Tartakower lo resuelve con una jugada intermedia. 11.Cd5!

Tablero

Se amenaza dar un doblete con 12.Cxc7. Es necesario defender esa casilla y para eso hay una sola jugada llevar el Rey Negro a d8, que es precisamente lo que se busca; alejarlo del flanco rey antes de cambiar los peones. [ Si 11.exf6 Cxf6 y "aquí no ha pasado nada" desarrolla su caballo sin perder tiempo, puede hacer su enroque, y ya sacará su alfil, después de d6. Esos son los planes de Schwartzmann.] Ahora el rey negro se mueve a la casilla d8. Y ya ustedes ven como se puede ganar una partida que aperentemente es tablas. 11...Rd8 Ahora sí, se pueden cambiar los peones; máxime que con ello se les separará; lo que los hará más débiles. 12.exf6 Cxf6 13.Cxf6 gxf6 Siguen los cambios; se ha eliminado también otro caballo y otro peón por bando. Pero las blancas han conseguido tres cosas: alejar el Rey Negro del flanco rey, separar los peones de ese lado, y quedara en dicho costado con 3 peones contra 2. En esa posición cualquier jugador que no estuviera en antecentes de lo que tratamos, diría: que la única desventaja del negro es su peón doblado en la columna b y que, como eso no es de mayor importancia será muy difícil derrotarlo. Y sin embargo, se gana fácil por la mayoría absoluta de peones en el flanco rey; se trata solamente de hacerla valer. Y aunque el rey negro se acerque a dicho flanco, siempre hay un peón de mas, que es decisiva. Porque ya veremos como esos peones "apuran" más que los del flanco dama. Teóricamente está superior el blanco, jugando bien debe ganar. Lo que pasa es que la mayoría de los jugadores no saben como hacer; y pierden porque se les ocurre una serie de maniobras, en vez de hacer valer su única ventaja. Hay que razonar: el Alfil Negro está encerrado, en tanto que el Alfil Blanco puede salir tranquilamente ¿en cuál ubicación lo pondremos?. Pronto comprendemos que habrá que ponerlo donde se ganen tiempos, atacando algo, y esa casilla será d3, amenazando al peón de h7 negro; se queda a defenderlo o de lo contrario lo avanza, con lo cual se gana un tiempo. No sería conveniente hacer el enroque largo porque está atacado el peón blanco en a2 con la torre negra, ni sería bueno prepararlo con 14.a3, porque sabemos que vamos a necesitar nuestro rey donde esté la mayoría de peones. Ademas: EN POSICIONES DONDE SE HAN CAMBIADO LAS DAMAS EL ENROQUE NO TIENE IMPORTANCIA; no existe mayor peligro y por lo tanto no hay que perder tiempo en poner el rey en seguridad; sobre todo, si habrá que usarlo como "pieza" apoyando nuestros peones. 14.Ad3 Ta5

Tablero

No todo ha de ser desventaja cuando se tienen peones doblados; esta torre pudo salir enseguida gracias a ello; y amenaza irse al centro, posiblemente dando un jaque desde e5. Tartakower trata de dominar esa casilla, y a la vez pone un peón en cuadro negro, ya que los alfiles corren por casillas blancas. 15.f4 d6 (da salida a su Alfil) 16.a3 Este avance obedece a la ídea de poder mover despues su torre de a1, preparando la agresión. 16...Te8+ Busca ganar tiempo con jaque ¿Donde va el rey blanco? opine que no supiera nada del tema que estamos tratando podría creer que su mejor casilla es d2, pero quien lo sepa debe jugar, sin pensarlo mucho, el rey para el otro flanco, acercandose a sus peones en mayoría: 17.Rf2 Af5 Defiende su peón de h7 y si las blancas no se deciden a cambiar los Alfiles, lo harán las negras, aislándole un peón y eliminando otra pieza. Ya que tal cambio se va a tener que producir, Tartakower trata de ganar un tiempo con otra jugada intermedia; oblñiga a la torre negra de a5 a ir a la única casilla que le queda, donde debe mantenerse para apoyar su Alfil. 18.b4 Td5 (amenaza ganar un peón), 19.Axf5 Txf5 Es necesario defender el peón de f4. Puede hacerse con 20.g3, pero sabemos que ese peón tendra que avanzar (más adelante) y entonces habremos perdido un tiempo, porque en esa oportunidad se podría jugar directamente g4, es mejor avanzar el rey, porque además de apoyar el peón de f4 existe la pequeña celada de jugar primero c4 y luego g4, con lo cual queda encerrada la torre viajera. Bien; hemos arribado a un final de torres con igual cantidad de peones, o sea un final muy difícil si no existiera esa mayoría en el flanco rey. Y ya dije que aunque ahora el rey negro se acerque a ese costado, siempre es "un peón de más", con el que se gana. Continuemos: 20.Rf3 Td5 ( se va antes que la encierren). 21.Tad1 Aquí se ve, una vez más, la claridad de concepto del maestro. Trata de cambiar una de sus torres, que no juega, por otra torre activa, y así acelerar el final y hacer valer su mayoría. Schwartzmann acepta complacido el cambio, ya que no le quedan muchos lugares para su torre. 21...Txd1 22.Txd1 Rd7 Comienzan las negras a traer su rey al centro. Y las blancas empiezan a "trabajar" la debilidad del contrario: el peón de h7; para lo cual jugarán 23.Td5 buscando de llevarla a la casilla h5. Pronto veremos que aunque en el flanco dama también haya un peón de mas (para las negras) siempre "apuran" más los del otro flanco, más alejado del rey adversario. 23.Td5 Aquí el negro consideró la respuesta 23.....Te7, pero comprendió que siempre vendría 24.Th5 y su torre quedaría esclavizada en la defensa del peón de h7, tiempo que aprovecharía el rival para jugar g4, luego g5, etc., y quedar con un peón pasado en ese flanco. Es decir, que 23.....Te7 sería una jugada pasiva, que no reportaría ningún beneficio. Entonces pensó: "Si yo tengo mi peón débil de h7, también el otro tiene débil el peón de a3 que yo puedo explotar y tal vez tomar con jaque". Por eso jugó: 23...Ta8

Tablero

Se amenaza 24.......Txa3+. Y las blancas estan en un dilema: defender ese peón con 24.Td3 sería renunciar a su plan; si deja el rey donde está, caerá el peón con jaque. La situación es difícil y las soluciones son muchas, lo que demuestra la diversidad de conceptos generales. Tartakower llega a la conclusión de que ese peon torre no tiene valor; si lo sacamos del tablero vemos que quedan 4 peones contra dos en el flanco dama, pero que esos 4 peones no "apuran" nada. En cambio el peón de h7 negro si que tiene más importancia, porque si cae dejará un peón blanco pasado. Por tal razon, sigue con su plan y juega la lógica: 24.Th5 Amenaza tomar el peón de h7, si viene 24.........Txa3+, el rey se mueve a donde esté seguro y después no habrá forma de impeir que caiga el peón de h7 y con jaque. Para que este jaque no ocurra, las negras empiezan por mover su rey, lo que no tiene mayor importancia, porque de cualquier modo los tiempos a perder son los mismos. 24...Re6 25.Txh7 Txa3+ Recupera su peón. El Rey blanco tiene que mover, pero ¿adonde? ¡Ojo! si va a e4 o g4 existe el peligro de que pueda venir un avance de peón con jaque, que lo alejará del campo de acción. Porque el rey ahora se necesita en un lugar que pueda acudir a ambos flancos tan pronto como sea necesario. Hay otro detalle: el peón de h2 blanco ya está pasado y nadie podrá impedir su avance; en cambio los dos peones blancos que quedan en el flanco dama están muy indefensos, y si cayeran, tal vez podría el negro "apurar" con sus peones . No necesitándose el rey en el flanco rey, lo mejor es acercarse a sus peones del flanco dama. 26.Re2 Tc3 (ataca el peón blanco de c2 y defiende su peón de c7) 27.Rd2 Tc4 Esa torre amenaza a dos peones a la vez. ¿Cuál debe entregarse? No cabe duda, después de lo que llevamos dicho, que debe darse el peón de b4, porque en ese "costillar" no pasa nada, en tanto que del otro lado, se gana. Entonces, hay que apoyar al peón de f4. 28.g3 d5 Antes de tomarse el peón de b5, el negro espera un ratito, ya que si lo hiciera, también puede caer su peón de c7. Además, piensan las negras, que si desaparecierán los dos peones del flanco dama, su peón de d5; puede pasar y por lo tanto conviene tenerlo adelantado 29.Rd3 [ Si las blancas siguieran 29.c3 viene 29...d4 y aunque 30.Rd3 Txc3+ etc..,] O sea que el peón negro más peligroso es el peón de d5 y ese es el que hay que parar. 29...b5 Las negras traen otro peón adelante, en el flanco que les conviene. Por eso el blanco se decide, y como su peón de h2 llegará más rápido a dama porque es pasado, en tanto que los peones negros irán de pasito a pasito, empieza a hacer caminar el suyo. 30.h4 f5 Comprenden las negras que la única pieza que puede detener el avance del péon blanco de la columna h es su rey, y por eso preparan su entrada en ese flanco. Pero Tartakower sigue "apurando". 31.h5 Rf6 Se produce ahora una situación interesante, dado que puede resultar otro tipo de final. CUANDO LOS PEONES SE ENCUENTRAN EN LA POSICIÓN EN QUE AHORA ESTÁN LOS PEONES BLANCOS DEL FLANCO REY SE DICE QUE SON: PEONES DE SALTO DE CABALLO; PORQUE ESTÁN COLOCADOS EN LA FORMA QUE PUEDE SALTAR UN CABALLO DE AJEDREZ. Y eso tiene una particularidad: SE DEFIENDEN SOLOS. CUANDO LOS PEONES ESTÁN A SALTO DE CABALLO VIGILAN TODAS LAS CASILLAS POR LAS CUALES EL REY SE LES PUEDE ACERCAR (POR ADELANTE); DE MANERA QUE NO LOS PUEDE ATACAR; DEBE DAR TODA LA VUELTA, Y MIENTRAS TANTO ALGUNO DE ELLOS SE VA A DAMA. Tartakower aprovecha esa circunstancia pará atacar el peón de d5 negro: 32.Td7 Txb4 (se decide); 33.h6 Tb1 Convencido Schwartzmann que con el rey no podrá parar el peón de la columna h, dará la vuelta con su torre llevándola a la casilla h1, para tomarlo justo cuando entre a dama. Pero antes de hacer esa maniobra se entretuvo dando unos jaques que no alteran para nada la situación. 34.h7 Td1+ 35.Rc3 d4+ 36.Rb4 [ Puede ganar con 36.Txd4 Txd4 y 37.h8D+ etc..,] 36...Th1

Tablero

Observen como la mayoría de peones en el flanco rey ha "apurado" más que los negros en el flanco dama y eso que son 4 contra 1. Bien; ya no entrara el peón blanco de la columna h, pero ¿que pasa? que el rey y la torre negra estarán inmovilizados evitando su entrada, y mientras tanto caen todos los otros peones negros como fruta madura. Tartakower empieza el "banquete" de peones: 37.Txc7 Rg6 38.Txb7 Txh7 39.Txh7 Rxh7 40.Rxb5 y las negras abandonan. Es un final netamente ganado. Supongamos: Si 40...Rg6 41.Rc4 Rh5 42.Rxd4 Rg4 43.Re5 y el peón de c2 se va solo a dama; es imparable. Resumen: Esta partida demuestra, una vez más, LA IMPORTANCIA DE LA MAYORÍA DE PEONES EN EL FLANCO ALEJADO DE LOS REYES. Y SIEMPRE SE GANA CUANDO QUEDEN 3 CONTRA 2, EN ESE FLANCO.

Apreciados amigos hemos finalizado la Clase 30 del Dr. Bensadon. Me motiva a continuar esta transcripción, gracias a todos aquellos ajedrecistas preocupados y deseosos de mejorar su nivel de juego. Mis agradecimientos por la acogida de estas clases. Me siento muy feliz porque creo estar cumpliendo con el objetivo que me propuse.

Y una vez más en nombre de la Republica Bolivariana de Venezuela continuemos con la Biografía de nuestro Ilustre Libertador Simón Bolívar. En 1820, tras arduas negociaciones, un armisticio y un tratado de regularización de la guerra son firmados en Trujillo por Bolívar y el General Morillo, quienes se entrevistan y abrazan en el pueblo de Santa Ana el 27 de noviembre. Estos tratados significan a la vez el fin de la Guerra a Muerte y el reconocimiento tácito de la Gran Colombia por el Gobierno de Fernando VII, dominado entonces por el partido liberal. Pero la paz no resulta duradera. En 1821, se inician de nuevo hostilidades, y el 24 de junio se da en la sabana de Carabobo la batalla decisiva para la independencia de Venezuela, que será completada, en 1823, por la batalla naval del Lago de Maracaibo. Después de Carabobo, Bolívar es recibido en triunfo en su ciudad natal, pero él vuelve ya la vista hacia el Ecuador, que todavía dominan en gran parte los españoles. Como única recompensa para él y para el ejército por la victoria de Carabobo, pide de nuevo la libertad a los esclavos. En 1822, el general Sucre marcha hacia Quito desde Guayaquil, que se había sublevado antes contra los realistas, mientras Bolívar ataca desde Popayán por el norte. La batalla de Bomboná, dada por Bolívar en abril de aquel año, quebranta la resistencia de los terribles pastusos, defensores acérrimos del rey, mientras que la acción liberadora de Pichincha, ganada por Sucre el 24 de mayo, da la libertad definitiva al Ecuador. Bolívar entra semanas después en Quito, donde halla el gran amor de su edad madura, la quiteña Manuela Saénz, justicieramente llamada "la libertadora del Libertador" porque le salvó la vida en dramáticas circunstancias años más tarde. El 11 de julio, Bolívar se halla en guayaquil, en donde desembarca el día 25 el general José de San Martín, procedente del Perú. Allí se abrazan y se entrevistan los dos ilustres capitanes de la Independencia Suramericana. Lo que conferenciaron en privado, consta en los documentos auténticos emanados de Bolívar y de su Secretaría General. El objetivo principal del general San Martín, que era negociar sobre el destino futuro de Guayaquil, no pudo realizarse, puesto que la Provincia se había incorporado ya a la República de la Gran Colombia. Los últimos meses del año 1822 y la primera mitad del siguiente los pasó Bolívar en el Ecuador, recorriendo el país, de Guayaquil a Cuenca, de Loja a Quito y de allí a Pasto, en el sur de la Nueva Granada, donde los campesinos partidarios del rey se habían alzado nuevamente en armas y fue necesario someterlos; y de nuevo volvío al sur del Ecuador, a Guayaquil. Durante uno de esos viajes recordando con admiración la impresionante mole del Chimborazo, redactó probablemente en la ciudad de Loja, hacia octubre de 1822, su conocida página literaria "Mi delirio sobre el Chimborazo", dónde expresa profundos conceptos filosóficos acerca del hombre, el infinito y el universo. Sigue, entre tanto, atento al desarrollo de la guerra en Venezuela, donde el general realista Morales ha emprendido la ofensiva pero pronto será derrotado en Maracaibo por mar y tierra. Le preocupa sobre todo lo que ocurre en el Perú, pues después de la salida del general San Martín de aquel país, debido a las dificultades que tuvo con la oligarquía limeña, sus sucesores en el mando no habían podido vencer al poderoso ejército realista que todavía se sostenía en el territorio peruano y representaba una seria amenaza no sólo para la independencia del propio Perú, que no estaba consolidada, sino para los demás países de Sur América. En 1823, el Congreso del Perú llama al Libertador en su auxilio, pues los republicanos están divididos y un potente ejército realista amenaza con destruir la obra que había iniciado San Martín. Bolívar desembarca en El Callao en septiembre de 1823, y pasa de inmediato a Lima, donde al poco tiempo el Congreso le concede poderes extraordinarios. Investido del carácter de Dictador, para salvar al Perú, (como en la antigua República Romana), Bolívar concentra todas sus energías en este objeto, del cual es una excelente síntesis su exclamación de Pativilca en enero de 1824. Cuando un amigo, al verlo enfermo, en medio de traiciones, le pregunta que piensa hacer, el Libertador responde: "Triunfar!". Con el apoyo de ardientes patriotas peruanos como Unanue y Sánchez Carrión, Bolívar enfrenta todas las dificultades, las penurias, las traiciones y decepciones, y supera también la enfermedad que mina su propio organismo. La voluntad, indomable, está tensa para lograr la victoria. Por eso él se llamó a sí mismo "el hombre de las dificultades". Su genio y su fe en el destino de América hacen el milagro. En agosto de 1824, la victoria de Junín, tremendo choque de caballería, inclina la balanza del poder hacia la causa republicana. En diciembre, la batalla de Ayacucho, ganada por el más destacado de los generales del Ejército Republicano, Antonio José de Sucre, pone fin a la Guerra de Independencia. ha concluido la etapa militar y ha llegado la hora de la reorganización política y social de los nuevos Estado, para fortalecer la unidad, y con la paz, alcanzar el progreso. En vísperas de Ayacucho, el 7 de diciembre de 1824, Bolívar había convocado desde Lima el Congreso de Panamá (el cual se reunió en 1826), para que las naciones hispanoamericanas se unieran y fijasen una posición común frente a las grandes potencias del mundo y ante España, que quería continuar la lucha. El Congreso de Panamá representa el primer paso firme en la vía de integración latinoamericana. Para Bolívar las naciones hispanoamericanas, a las cuales se incorporó Brasil, debían presentarse unidas como países hermanos, sin mengua de sus soberanías respectivas. En 1825 el Libertador visita Arequipa, el Cuzco y las provicias que entonces llamadas el Alto Perú. Estas se constituyen en nación independiente, y lo hacen bajo la protección del Libertador, en cuyo nombre se inspira la nueva República: Bolívia. Para ella redacta un proyecto de Constitución, que considera también aplicable en líneas generales a los demás países que su espada liberó. Dicta también muchos decretos orientados hacia la Reforma Social, a fín de proteger al indígena, defender los recursos naturales renovables, fomentar y extender la educación, organizando escuelas y universidades, abrir caminos, desarrollar la agricultura y el comercio: en una palabra impulsar el progreso, que era objetivo principal de su acción; pues la guerra no había sido sino un medio de lograr la independencia para iniciar después la verdadera revolución. Es aquel el momento de máximo esplendor la carrera del Libertador. A su paso por la aldea de Pucará, en el Perú, un abogado de origen incaico, José Domingo Choquehuanca, le había dirigido una arenga profética el 2 de agosto de 1825 que concluía así: "Con los siglos crecerá vuestra gloria como crece la sombra cuando el sol declina". Hasta el Potosí fueron a buscarle en octubre de aquel mismo año los agentes diplomáticos de Buenos Aires, a fin de solicitar su apoyo en el conflicto bélico que enfrentaba al Río de la Plata con el Imperio del Brasil. Bolívar había cumplido apenas 43 años. El 26 de octubre de 1825 ascendió hasta la cima del cerro del Potosí, tesoro de España en América, y desde allí lanzó una vibrante proclama que era como la culminación de todo lo que había ofrecido desde su juramento en Roma, hecho 20 años antes, y ratificado luego tantas veces, en las playas de Barcelona, en las selvas de Guayana ... El sabía a dónde quería ir, y llegó allí, al sitio de su máxima glorificación. El Nuevo Mundo antes español era libre. En un gesto simbólico, por aquellos mismos días, Bolívar se afeitó definitivamente su poblado bigote. Para llevar a cabo sus vastos proyectos de reforma sociopolítica, el Libertador cuenta ahora con Simón Rodríguez, quien se ha vuelto a reunir con él. Bolívar, en su madurez creadora, busca de nuevo el apoyo de su antiguo maestro y amigo. Ambos aspiran a una profunda transformación de las sociedades americanas, mediante una educación para la democracia y el trabajo ennoblecedor, basada en las realidades humanas, geopolíticas y económicas del Nuevo Mundo. Pues para ellos - y para hombres como Gual, Revenga, Vargas, Mendoza, Sucre, Bello...- la independencia sellada por las armas en Boyacá, Carabobo, Pichincha, Junín y Ayacucho no era sino el primer paso en la marcha de América Latina hacia la plena auto-determinación: no bastaba con ser independientes de España, era necesario ser también libres; y para ello existían dos palancas, como el propio Bolívar lo había expresado en el Discurso de Angostura: el trabajo y el saber. Pero los sueños se desvanecieron; y los proyectos se transformaron en utopías para que futuras generaciones las hiciesen realidad. (Continuara)

Hasta la próxima clase respetables amigos. 1-0

Prof. Erich González 1-0

Descargar Clase 30 con Entrenamiento

IR A LA SECCIÓN DEL PROFESOR ERICH

TablaDeFlandes.com