uenta la leyenda que un envanecido barón alemán avasallaba a los aldeanos de su población obligándoles a jugar con él y que se jactaba de ser el mejor jugador de todo el país. Un día llegó a la aldea un joven estudiante que había tenido la ocasión de practicar ajedrez con fuertes jugadores. Al enterarse de las humillantes derrotas que el barón infringía a sus antiguos camaradas del pueblo, concertó con él una partida para vengarlos.

Llegado el momento de jugar la partida todo el pueblo se concentró para seguir los movimientos de juego. Antes de comenzar, el orgulloso barón ofreció la ventaja de una pieza a su oponente, a lo que el joven respondió con una rotunda negativa.

Esta historia pertenece al libro Ajedrez Esencial de la Editorial Paidotribo

El aldeano inició el juego con las piezas blancas:

1.      Cc3

El barón sonrió ligeramente y replicó:

1.      ... e5 2. Cf3

Pero hijo, ¿no sabe usted que primero debe abrirse el juego con los peones centrales? – dijo el barón.

2.      ... d6 3 d4

Tengo tiempo para mover mis peones centrales, no se preocupe por mí y siga jugando – replicó el aldeano.

3.      ... Cc6 4.d5 Ce7 5.e4 f5 6.Ag5

Esto es un error, ¿no se da cuenta de que ese alfil tendrá que batirse en retirada?- dijo el barón.

      6. ... h6 7. Ah4 g5

¿No ve lo que le había dicho? Ahora su alfil está perdido?- exclamó el barón.

      8. Cxe5

Juega usted con demasiada precipitación, joven, ahora perderá también el caballo – dijo el barón.

      8. ... dxe5

Bien ahora voy a darle un pequeño jaque – dijo el aldeano.

      9. Dh5+

      9.... Rd7 10.Axg5

Bravo joven, bien mirado no juega usted tan mal, sólo ha perdido una pieza.

     10. ...Ag7 11.Ab5+ Rd5 12. Ae3 f4

Lejos, más lejos con su alfil- dijo el barón.

     13. Axf4

¡Ah! Si usted me regala otra pieza yo me la como.

     13. ...exf4 14.e5+

El semblante del barón empezó a cambiar, y replicó:

Tiene usted bastante suerte.

     14. ...Rc5 15 Ca4+ Rxb5

Gracias, otra pieza para mi- dijo el barón.

     16.De2+ Rxa4

Pero ¿está usted loco?, me ha defraudado, ¿no ve que no le quedan ya piezas para matar a mi rey?

     17.Dc4+

Le daré mate con la ayuda de mis pobres peones – respondió el aldeano.

     17. ... Ra5 18. b4+ Ra4 19. Db3+ Rb5 20. a4+

Qué horrible calor hace hoy – dijo el barón con cara sombría.

20. ... Rb6 21.a5+ Rb5 22. c4+ Ra6 23.b5 mate.

El orgullo y la soberbia en ajedrez, como en la vida, son malos compañeros. Desconfia cuando tu rival te regale piezas, y juega siempre con el mayor respeto.

La música de esta página pertenece a The Internet Rainassance Band